nombre
nombre
  • 20 Jun 2024

Por San Blas... ...los negritos verás

Texto y fotografías de: Diego J. Casillas Torres

09 February 2023 | Fuente: www.miextremadura.com

Montehermoso, 3 de Febrero, son las 10 de la mañana y el pueblo está tranquilo. Quizá todos hayan trasnochado porque el día anterior se celebró “La Velá” y, claro, ya se sabe….  Hay ganas de fiesta, muchas, tantas como la pandemia le ha robado a la tradición que desde quien sabe cuando se viene celebrando.

Cuenta la leyenda que hace siglos, en las proximidades de Montehermoso, vivía una familia muy pobre. Tanto que cada año, aprovechando la festividad de San Blas, estos acudían al pueblo a pedir limosna a cambio de bailar para solaz de sus habitantes. Cada año interpretaban una nueva danza y transcurridos tantos años como danzas conocían, no tuvieron más remedio que tiznarse la cara con corcho quemado para evitar ser reconocidos. El engaño fue descubierto y acordaron con la familia pedigüeña que volviesen cada año a bailar con la condición de que lo hiciesen con la cara tiznada. Así nacieron “Los Negritos de San Blas”. O al menos, esta es la versión más creíble y aceptada por la mayoría de los montehermoseños.

He llegado a tiempo y cuento con una guía de excepción, Carmen, una montehermoseña que me lleva al lugar donde comenzarán a tiznarse en breve los negritos. César Garrido, el palotero, se afana por preparar uno extraño artilugio consistente en un palo terminado en un círculo de corcho, un tronco de corcho hueco por el que prueba a meter el palo y unas pieles que quemará al final de las danzas.

Después de fajarse los mozos, el palotero se encarga de tiznar la cara con corcho que ha traído, ya quemado, a los negritos que, uno a uno, van llegando ataviados con el traje típico de Montehermoso y una boina militar negra a lo Durruti.

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

Llega Jaime Garrido, el tamboril, que también pasa por el tizne y así toda la comitiva hasta que no queda más que el palotero por tiznar. Aquí se cambian las tornas y uno de los negritos asume el papel de tiznador.

- ¡Cuidado! (dice César) A ver si me vas a enlujá

Trata el palotero de advertir así al negrito para que coloque el lienzo blanco, ya tiznado casi por una cara, de forma que no ensucie su traje. Este es el único personaje que viste de forma diferente. Lleva un pantalón azul celeste y una especie de chambra roja con bordados en negro. Después de tiznar se tocará la cabeza con un gorro montehermoseño en el que están bordadas las letras VSB (¡Viva San Blas!). El conjunto, gorro incluido, está adornado por lazos de colores y para añadir un toque más grotesco aún, llevará durante todo el desfile unas castañuelas enormes confeccionadas en corcho.

negritos-de-san-blas

La comitiva arranca y se dirige primero a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, para recoger al cura, desde donde se encaminan a la Ermita de San Bartolomé y San Blas para recoger la imagen del Santo.

En la puerta le dedican unas danzas y tras el oficio religioso, los mayordomos sacan al Santo en procesión por el pueblo hasta llegar a la Plaza de España en donde los negritos danzarán a San Blas.

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

Me resultaron tremendamente curiosas las danzas que, castañuelas en mano, van ejecutando los negritos. Tienen un cierto aire ritual, céltico incluso. De un zurrón de piel que lleva el palotero, sacan unos palos con los que interpretan algunas de las danzas. La última consiste en ir trenzando una cinta de color, cada uno de los negritos, mientras bailan en círculos alrededor de un poste.

Los mayordomos, mientras, van vendiendo los “Cordones de San Blas” bendecidos que se colgarán en el cuello con el poder de prevenir los dolores de garganta durante el año.

A finalizar y teniendo en cuenta que es fiesta local, todos se dispersan por las calles para llenar terrazas. Hoy el sol acompaña y hay que festejar al Santo.

Tras disfrutar de este festejo y de la hospitalidad de mi anfitriona y sus amigos, me marcho con la alegría de haberme sentido por unas horas montehermoseño y haber visto como un pueblo entero, desde el más pequeño hasta el más mayor, vibra con su tradición. El próximo año no me pierdo “La Velá”.

Así que recuerda, no son las cigüeñas, no. Por San Blas, los negritos verás, y si no los vieres... ...tú te lo perdieres.

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

negritos-de-san-blas

 

Si quieres ver más fotografías, puedes acceder a nuestra galería en Facebook, y si nos das a "Seguir", mucho mejor. Gracias.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. miextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a miextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.